VOX: reflejo de la otra sociedad española

Comparte en redes sociales

Decía Julio Anguita en una entrevista reciente a “El Mundo” que, Salvini, recoge en su programa ideas y acciones fascistas, pero aclaraba que el partido no es fascista. Es más, aseguraba que aquellos que tachan de fascista a Salvini, lo hacen porque no tienen ni idea de lo que es el fascismo.

Y eso mismo está ocurriendo con VOX. Un sector de la población (la mayoría simpatizantes comunistas o socialistas-comunistas), tildan a VOX y a sus seguidores de ser fascistas. ¡Y nada más lejos de la realidad! Al igual que Salvini en Italia, probablemente VOX tenga en su programa ideas y acciones próximas o propias del fascismo pero no es un partido fascista.

En el gran mitin celebrado en Vistalegre (Madrid), VOX ha sacado pecho y ha lanzado un mensaje a navegantes: vienen para quedarse. Al igual que PODEMOS, el nuevo partido verde dice llegar para acabar con los problemas que preocupan a la sociedad española, haciendo gran hincapié en la inmigración descontrolada y masiva. Promete expulsar del país a los imanes fundamentalistas que predican en las mezquitas españolas, aplicando también una política de reciprocidad, es decir, tratar a personas de otros países como estos tratan a los españoles en sus países de origen en tema religioso.

Si gobierna,  quiere acabar con las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y asociaciones de empresarios porque considera que deben auto-financiarse con las cuotas de afiliados y/o socios.

Con respecto a Cataluña dice que no se andarán por las ramas y prohibirán todos los movimientos, asociaciones y partidos políticos que trabajen por la ruptura de España. En este punto también dicen que expulsarán a los extranjeros que acudan para formar parte de alguno de estos movimientos, asociaciones o partidos políticos.

Con estos mensajes, VOX está llegando al corazón de muchísimas personas y está diciendo aquello que muchos piensan y nadie se atreve a decir en público. Digamos que VOX es la voz de aquellos a los que una parte de la sociedad tacha de intolerantes, etiquetando a todas las personas que no siguen el discurso establecido, la moral establecida o lo políticamente correcto. Algunos hasta dicen no entender cómo es posible el auge de VOX y de partidos similares, no solo en Europa sino en América con Trump en Estados Unidos o Bolsonaro en Brasil, a quien las encuestas dan el 58% de los votos, lo que se traduciría en una mayoría absoluta. Otros afirman “algo habremos hecho mal”. Perdona, ¿algo?.

Los partidos tradicionales han hecho muchísimas cosas mal y se consuelan a sí mismos hablando de logros sociales, como si estos logros fueran patrimonio de los partidos que han gobernado España. Los logros sociales son el fruto del esfuerzo de todos y cada uno de los españoles.

Para los que afirman que “algo” han hecho mal, como si no supieran el qué, vamos a refrescarles un poco por qué hay una parte de la ciudadanía dispuesta a cambiar su voto. Una parte de la ciudadanía a la que podrán llamar de todo menos fascista, porque en Vistalegre se vieron mujeres, hombres y jóvenes con trabajo y en paro, pensionistas, personas que no tienen nada, otras que perdieron su casa, familias a las que les han ocupado su vivienda y llevan mucho tiempo esperando poder volver a su hogar. Ese “algo” que no saben qué será, en Extremadura son cientos de familias con todos sus miembros en paro y que no reciben ayuda alguna, son la cantidad de manteros que rodean todo el puerto de Barcelona sin pagar impuestos y haciendo una competencia impunemente desleal al pequeño comercio acribillado a impuestos. Ese “algo” es también la cantidad de personas sin techo que duermen en las calles de Madrid. Es también la corrupción vomitiva de todos los partidos, sindicatos y patronal porque nadie puede dar lecciones de moral en esto. El “algo habremos hecho mal” es también el problema de convivencia que viven en el Campo de Gibraltar que nadie soluciona. Ese “algo”, son la Gürtel o los ERE´s de Andalucía. También son esos “puteros andaluces del PSOE”, que pagaron con dinero destinado a los parados, algunos polvos con mujeres de la noche. Ese “algo”, es la Ministra que sabía que unos jueces andaban con niñas menores. Ese “algo”, es la reforma de la Constitución sin que los ciudadanos votaran. Ese “algo” son los asesinos de E.T.A que se pasean libremente por las instituciones y son recibidos como héroes, cagándose literalmente en los muertos y víctimas de sus atentados. Ese “algo” es ver como los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, son vapuleados y puestos en cuestión por una parte de la “casta” política. Ese “algo”, es la doble vara de medir de los dirigentes políticos. Ese “algo” es el engaño constante a la población una y otra vez. Y así, cuarenta años hasta nuestros días.

Se han conseguido cosas, sí. Y otras se han perdido o simplemente, algunas personas, ni alcanzaron o alcanzarán en su vida. Pues bien: los que están hartos de la corrupción en PSOE y PP, los que no tienen casa, los que viven la competencia desleal en sus propias narices, los que ven como ocupan sus casas, los que van a Cáritas cada mes, los que necesitan que les paguen la luz o el agua, los que no pueden comprar una simple barra de pan, los que se cabrean por la corrupción, todo esos ciudadanos son los que quitan su voto a los partidos tradicionales para votar a VOX o PODEMOS, que son los partidos cuyos mensajes con más “radicales” en temas de especial importancia y en donde los otros partidos son más ambiguos. España agradece y necesita partidos políticos que lancen mensajes claros, directos y concisos.

Y para acabar, os dejo algunas de las respuestas de Julio Anguita en la entrevista a la que hacía referencia al inicio de este artículo poniendo de manifiesto que en la izquierda se comPArte el mensaje de VOX: “El Gobierno italiano tiene elementos fascistas pero no es fascista. Creo que los compañeros que han criticado, no saben lo que es el fascismo”. “Eso no es blanquear a nadie sino que, si alguien hace algo bien, yo tengo que decir que está bien aunque lo haga mi peor enemigo porque en otro caso estaría juzgando a las personas y las intenciones y no los hechos”. “¿Usted cree que cualquier país europeo, especialmente el nuestro, puede decir: venid todos los que queráis? Venga, ¡que los buenistas lo digan! ¿Millones? Compañeros del buenismo, ¿pueden venir millones? Enfrentaos a ese hecho”. “…hay que empezar a presionar a los regímenes: no venderles armamento, no explotarles sus recursos para que al desarrollar esa parte de Africa, ya no tengan que venir”.

ENTREVISTA A JULIO ANGUITA COMPLETA:

http://www.elmundo.es/cronica/2018/10/09/5bb9d74e22601d73408b45d0.html


Comparte en redes sociales

Una respuesta a “VOX: reflejo de la otra sociedad española”

  1. El auge de VOX tiene una razón muy clara: la debilidad de los partidos de centro derecha PP y Ciudadanos en sus discursos y comportamientos para combatir a una encaminada dictadura de izquierda a las que nos llevan PSOE y Podemos + Nacionalistas. La otra mitad de España, si es que no son más, quiere abolir la Ley del Odio de Memoria Histórica Zapateril, la terrible dictadura de feminismo de género que se mete hasta en los sentimientos, impedir que se parta España y que el comunismo se meta hasta en la educación de tus hijos suplantando a los padres, en definitiva, recuperar la individualidad de las personas. Cuando la izquierda se ha desquiciado no se puede remediar con parches ñoños y mediocres del PP y Ciudadanos, más pendientes de estar en el poder, se necesita una formación de nuevo Orden, y aquí llega VOX. Se van a llevar sorpresas, tiene la ventaja de la frescura de un partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.