Niña Índiga

0
8
Tacones de dálmata. Imagen: José Sánchez.

Oímos, no escuchamos.
Miramos, no vemos.
Decimos que sí, asintiendo, sin comprensión.
Olvidamos a la vuelta de página, de noticia, de publicación.
No hay tiempo para saborear el tiempo.
No hay espacio en el infinito universo.
Ruido, más ruido. Sin parar, una y otra vez.
No importa el qué o para qué, el cuándo, dónde y por qué.
No importa nada en realidad.
El ruido es tan aplastante. Su poder es tal
Mira, desea y compra.
Él lo tiene, ella lo exhibe.
La lista de deseos crece, la satisfacción insaciable.
La cadena, pesa, arrastra.
Necesito más, mucho más.
Dinero, necesito más dinero.
He de trabajar más. Necesidad que agota, tiempo que desaparece ante mis ojos.

STOP!!! No puedo más!!!

Necesito no necesitar.
Ver al mirar, oír al escuchar.
Sentir al tiempo en su eternidad.

Julio César Fuentes Domínguez.

Hoy os traigo una reflexión especial del artista extremeño Niño Índigo .

Podréis disfrutar mucho más de él en su nuevo libro Miradas y su disco INTROSPECTIVA.

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Por favor introduzca su nombre